domingo, 17 de mayo de 2015

EL PODER DE LA APRECIACION. POR JOCELYNE RAMNICEANU

Pasamos nuestros días sin grandes cambios y la mayor parte del tiempo andamos en automático sin saber cómo hacer para que nuestra realidad mejore, se torne más apacible, menos preocupaciones, más alegre. No notamos que para que haya un cambio en nuestra realidad nos hace falta agregar un ingrediente muy importante. No nos damos cuenta de la importancia que tiene el apreciar.
Cuando apreciamos lo externo, intrínsecamente, nos estamos incluyendo, esto va en ambos sentidos, la apreciación es un sentimiento que parte desde nosotros, sale de nuestro interior y por lo tanto nos beneficiamos. La apreciación y el amor hacia nosotros son las herramientas más importantes para nutrirnos.
Apreciar tiene el mismo valor que ser agradecido, son hermanos en el camino ascendente hacia la paz y la alegría. Apreciar es un estado del ser. Cuando apreciamos algo o a alguien, al igual que cuando estamos agradecidos, nuestra energía vibratoria cambia y se eleva. Los pensamientos oscuros, las preocupaciones y la ansiedad se desvanecen y transmutan cuando nuestro foco de atención se traslada a aquello que nos hace sentir amor, afecto, aprecio, agradecimiento y aceptación. Las contrariedades quedan disueltas y nuestro estado interno cambia.
Hay situaciones que nos provocan ira, tristeza, temor, pero está en nuestras manos hacer el click, (cambio) y mirarlas con nuevos ojos y en el caso de que esto resulte difícil, evitar que ese sea el foco de nuestra atención. Si quieres mejorar tu realidad no debes de enfocarte en lo que está mal, céntrate en lo que puedas apreciar.
Podemos vivir la vida con la determinación de ver lo que está bien y dejar de prestarle tanta atención a lo que anda mal para apreciar más. Esto nos garantiza una vida más placentera, amorosa y alegre. Como ya sabes, tú creas tu realidad a partir de tus pensamientos, entonces ¿te imaginas como sería tu realidad si aprecias más y juzgas menos?
Son nuestras creencias las que nos hacen pensar que somos indolentes si no le prestamos atención a ciertas situaciones caóticas. Esto estaría bien si tu no supieras que eres el creador de tu realidad.

TU NIÑO INTERIOR TE ESTA BLOQUEANDO LA ABUNDANCIA?

Si ya llevas un tiempo aplicando afirmaciones positivas, visualizaciones, meditaciones ... y te sientes frustrado, con limitaciones económicas, afectivas, de relación ... estés conectado a la Tierra con el corazón

 ¿que significa esto? simplemente, estar feliz, estar agradecido de estar aquí, en la Tierra.

Significa que debes de amar el estar aquí y que no existe otro lugar en donde escogerías estar: ¡Este es tu hogar!. Pero esto puede ser un verdadero reto para ti, que eres una semilla de estrella, ya que intuitivamente sabes que la Tierra no es tu hogar, y el enorme miedo inconsciente que sientes es que si estuvieras demasiado vinculado a este lugar, no tendrías la posibilidad de volver a tu hogar, cuando tu misión haya finalizado.

Piensas que vas a quedar atrapado en este planeta, lejos de tus seres amados y de aquel mundo que llamas hogar. Es un destino peor que la muerte para ti, semilla de estrella.

Pero también se enfrentan a las mismas limitaciones los que pertenecen a la Tierra, los que están en su hogar. El tema de la conexión con el corazón surge de no aceptar a la Tierra.

domingo, 10 de mayo de 2015

CREANDO NUEVAS ACCIONES COMO PARTE DEL PROCESO DE CAMBIAR VIEJAS REACCIONES. POR ISHA

Este es el nuevo paso por dar, como parte del proceso de cambiar viejas reacciones y crear situaciones nuevas para nuestra evolución.  ¿Recuerdan cuando la semana anterior les hablaba de dejar de repetir lo que actúa por inercia? Es así como vamos dando lugar a distintas acciones  que corresponden a esta nueva percepción sobre uno mismo,  sobre el entorno, el mundo, las relaciones.
¿Cómo se puede llegar a este punto? Tenemos que vaciarnos de todo aquello que es abono para las reacciones mecánicas, habituales, vaciarnos de todo lo viejo que tenemos almacenado adentro. ¿Y qué es eso? Por ejemplo, el resentimiento, que no percibe nada como nuevo o fresco sino que rechaza, pelea, no quiere. 
Eso viejo que ya no nos sirve, son las partes que se quedaron pegadas al pasado. Liberamos eso y limpiamos más profundamente  usando la faceta que les compartí la semana anterior.  Este método tan simple va permitiendo que nuestra vibración se renueve en cada momento, y entonces  podemos elegir algo nuevo cada vez.
Quisiera compartir con ustedes la forma en que lo hacemos en los  intensivos y convivencias prolongadas en nuestro Centro, cuando enseñamos a los participantes a conectarse con lo que sienten, a escucharse. Cuando movemos toda la emoción acumulada que siempre hemos tapado, nos encontramos con un espacio de gran alivio, que nos permite sentir y actuar de manera nueva. 

viernes, 8 de mayo de 2015

FRENTE AL ESPEJO. POR SERGI TORRES

EL POR QUÈ ENFERMAMOS SEGUN BRUCE LIPTON

APRENDIENDO A VALORAR. POR ISHA

En esta era en la que lo más común es lo rápido y descartable, en esta era de vorágine consumista, parecería no haber tiempo para apreciar áreas de nuestra vida que requieren de nuestra atención.  
Nos han enseñado a valorar más las metas, los logros, los alcances,  que los encuentros, que la relación que tenemos con nosotros mismos y con los otros. Y frente a esto, de algún modo, somos como un niño que tiene demasiados juguetes y usa-rompe-tira, ¿verdad? Y nos olvidamos de estar presentes con lo que sucede dentro nuestro y a nuestro alrededor, o simplemente, no sabemos cómo hacerlo, porque sólo aprendimos los caminos del lograr. 
Tanto hemos andado  como ciegos detrás del lograr, lograr y lograr, que ha sido como estar subiendo una montaña, mirando fijo hacia la cima, perdiéndonos de disfrutar del camino y de la magnificencia que se encontraba frente a nosotros.  Muchas veces pasamos la vida así, corriendo hacia el objetivo, y por alcanzarlo, nos olvidamos de la salud, de las relaciones, de los momentos de intimidad y afecto más importantes, viviendo en un vacío, sin valorar ni  cultivar el amor por nosotros ni por los demás.
Lo más importante ahora, es saber que uno quiere cambiar, y así podemos comenzar a aprender a hacerlo, en este momento.  Y ¿cómo? Teniendo la disposición, poniendo nuestra atención en lo que queremos que cambie, aunque no sepamos cómo, y permitiendo así que lo nuevo suceda, con la ayuda de dos herramientas: apreciar y agradecer.

martes, 28 de abril de 2015

ALINIANDO EL JUICIO. MENSAJE DE P'TAAH ABRIL 2015

Interlocutora: P’taah el mes pasado hablaste sobre el juicio. Dijiste que aquello que juzgamos es una proyección de lo que está sucediendo dentro y que el universo apoyará esa energía que estamos enviando fuera. ¿Aprenderemos eso como un proceso? 

P’taah: Ciertamente, aunque preferimos no llamarlo “proceso” porque es lo que hacen ustedes cuando están procesando sus problemas. Más bien diríamos que se coloquen en el estado de permitir y bendecir el juicio y luego simplemente se trata de aquietarse y sentir la emoción. Porque bajo ese juicio negativo habrá un miedo, o esa manera en la que se ven a ustedes mismos, que es lo que crea la percepción de tu realidad exterior. 

Interlocutora: ¿Y qué pasa cuando parece que uno no puede saber cuál es el miedo? 

P’taah: La mayor parte de las veces se trata simplemente de hacerte la pregunta correcta, “¿Qué es lo que se siente? Se siente así… bien y ¿Eso a qué se parece? Para así llegar al fondo de la cuestión. ¿Entiendes? 

Interlocutora: Si. 

P’taah: Ahora bien, querida, como ya sabes la raíz de los problemas es siempre la misma. Y es creer que no son suficientes y que no viven en un universo seguro. Así que te puedes perder en la historia, pero en verdad no es más que un pequeño sentimiento. 
De lo que se trata es de prestar atención, así sea un juicio o cualquier otra cosa en su vida que no represente el más elevado ideal, su ideal más elevado, de quiénes son. Prestar atención a cómo se siente y lidiar con ello en el momento. Pero en realidad el juicio es una gran y maravillosa herramienta para ustedes. 

Interlocutora: ¿Te podrías extender un poco más en cómo lograrlo? 

MANEJANDO EL ENOJO, LA RESISTENCIA Y EL PESIMISMO. POR ECKHART TOLLE